Dejarlo, que se divierte muriendo

En este lugar todo mundo quiere ser algo
y he allí el desmoramiento de lo que fue el paraíso.

Soy la más grande de tus distracciones,
no te reclamo nada pero son vanas tus acciones.
El fallo no es mío, sino tuyo
que te has dejado manipular por el resultado de tus irrevocables decisiones.

Caminos que se muestran a la altura,
puestos para generar tortura.
En aquellos que solo hacen por odio
aparecí en su camino listo para poder desparramar su desprecio.
Que aquel que no es odiado
es porque no es nadie en esta vida.

Para cuando gire y te vea
recordaré este día como el principio de la guerra.
Seguiré hambriento y con coraje listo para activar el plan que conmigo traje.

Pensamientos absortos para hacerte sufrir,
serás eliminado por tu sombra.
Me miras de costado y continuas siendo indiferente.

Los siguientes días te dirán que sufro,
tu mal juicio te robará el tiempo.
Dedícame más de esto, y demuestra que
así es como te controlo sin mover un solo dedo.

Decisiones que solo dan lastima, orgulloso de querer ser amado cuando lo único que pasa es que te estás matando.

En poco tiempo sabrás que no lograste nada,
que tú tiempo se consumió pensando en mí nombre.

Ahora disfruta y continua así que, el patíbulo
de tu carrera se está construyendo.